Rocks

Las rocas es uno de los motivos a que acudo con frecuencia, ya sea para subrayar la esbeltez de sus formas, como para “utilizarlas” con propósitos expresivos. Sus morfologías, tan peculiares a veces, se prestan a composiciones abstractas que seducen por la armonía de las líneas y la profundidad del color natural: esos amarillos, teja, sienas, rojos quemados… Naturalmente, dependiendo de las luces que las bañan a distintas horas del día. A veces, he creído descubrir en ellas realizaciones escultóricas mayas, indias, chinas; y por supuesto, románicas y góticas, como se podrá observar en algunas imágenes. Encontrada la debida composición, pueden constituirse en poemas gráficos: poemas de la luz.

Las imágenes han sido tomadas con un objetivo Canon macro 100mm y otro 70–200mm, a distintas horas del día; particularmente por la tarde –al crepúsculo–, el mejor momento para contar con los esplendores de los oros.